Cosas rotas [1]

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Inspirada por un artículo sobre el perfeccionismo, me he lanzado a poner en una fotogalería algunas de esas imágenes de “cosas rotas” que tanto me gusta hacer. La mayoría de las veces pienso que al final tanto objeto inanimado resulta aburrido, así que puede que esto no sea más que una justificación para evitar hacerme a la idea de lo monótono que puede ser enseñar a los amigos mis álbumes de fotos.

El caso es que a veces lo gastado [como los vaqueros que te venden con agujeros en las tiendas, algunos a precios ridículamente desorbitados] tiene un encanto especial que no siempre tiene que ver con lo moderno vintage. Me gustan barrios como Malasaña en Madrid, donde hasta hace un par de décadas [y aún hoy, solo que muchos vestidos de Fred Perry] campaban los yonquis a sus anchas y que combina el olor a meado que chorrea por sus cuestas con escaparates de tiendas de complementos minimal artesanos; me gusta el barrio Gótico en Barcelona, aunque dicen que de gótico le queda poco porque la mitad de los edificios son renacentistas o incluso neoclásicos inspirados en…; me gustan los barrios marineros de Canarias, con las casas construidas vetetúasabercómo y el encalado cayendo a trozos por la humedad de las olas cuando sube la marea; me gusta la frontera de Melilla, que es un roto en sí misma como cualquier otra frontera.

Me gusta, al fin y al cabo, el contraste per se. Es la tensión más estética que existe, capaz de crear belleza en sí mismo y retratar el mundo tal y como es: ciclotímico sin visos de mejora.

Tren Nador-Fez. 02_2011_Estas son las vistas que presentaba el cristal de uno de los vagones de primera clase del tren que va de Nador a Fez, en Marruecos. Más de cuatro horas de viaje [en coche unas dos y media]. 12 euros al cambio. Camarote de seis butacas para dos. Posibilidad de fumar si el acomodador te ve desesperada.

Fez. Medina. 02_2011_Imposible ubicar este muro en uno de los callejones de la medina, si es que ese en concreto hubiese tenido nombre. Me gusta esta foto que, aparentemente, no tiene nada. Me gusta ese muro recubierto de adobe con un único ventanuco con rejas de arabescos y ese cable que lleva a la casa la electricidad, el teléfono, el satélite, sobre los antiguos nodos que conducían el cobre, rotos.

Luarca [Asturias]. Cementerio musulmán. 2010_En el cementerio musulmán de Luarca, cerca de Avilés, solo quedan dos cosas de las que se pueda deducir la mano del hombre: los muros de ladrillo con arcadas mozárabes y alguna que otra bisagra como esta. Lo demás lo ha consumido la maleza asturiana mientras se peleaban el Ayuntamiento, Defensa y Gobierno autonómico por ver quien no era propietario de ese terreno donde Franco enterró a sus temidos “moros”. Se desconoce, por cierto, si aún siguen allí, al menos en cuerpo.

Madrid. Cementerio musulmán de Griñón. 02_2010_Ese ladrillo no ha caído de un obra [aunque bien podría]. Es la marca que indica la situación de la cabeza del cuerpo enterrado que hay debajo y que apunta a La Meca. Los musulmanes no usan lápida, o no lo hacían hasta que llegó la globalización; todos queremos una tumba blanquita y con flores. El cementerio data de la Guerra Civil y sirve a toda la comunidad musulmana madrileña. Es uno de los más grandes de España [de los dedicados íntegramente al rito islámico]. Aquí lo único roto es el muro del fondo, que da con el cementerio municipal católico. Al otro lado de la imagen sí hay ataúdes abiertos, recauchutados prendidos hacía poco y Alá sabe qué dentro de los cristales rotos del anexo a la mezquita que domina el centro del recinto.

Zaragoza. Cementerio de Torrero. 2010_El rito islámico exige, supuestamente, enterrar a los muertos sin nombre, sin epitafio y sin adornos en la tumba. En el espacio reservado a los enterramientos musulmanes en el cementerio de Torrero, buena parte de ellos están indicados solo con un número. Así que no, no tiene nada que ver con Auswitchz, no?

Madrid. Bajo el puente de la M30. 2010_Los hombres también se rompen, como los encuadres. José llevaba por aquel entonces meses viviendo bajo el puente de la M-30 junto al Vicente Calderón, después de años en la calle.

Bruselas. Rue de la Violette (si mal no recuerdo). 07_2011_¿Quién se atreve a afirmar de forma taxativa que algo como eso [o parecido] no se lo encontrará en ARCO o en el MOMA o en el Gugenheim? Pues eso… PD: Es un contenedor que contiene de todo, por si la perspectiva no era muy buena.

Bruselas. Rue de la Violette (si mal no recuerdo). 07_2011_La ventana de un edificio que bien merece una mano de chapa y pintura. Me resulta inspirador el ejercicio creativo que supone decorar con muy poquito esfuerzo de diseño una cristalera en una fachada como esa. La belleza nace del contraste. Hasta que lo tiren [toda esa calle estaba en obras en el momento de sacar la foto].

Acerca de ljvaro

Tengo escritos tantos primeros párrafos que me faltan historias para publicarlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: