La máquina del tiempo de Antonella

Hace un año Antonella, una italiana de 46 años residente en Las Palmas de Gran Canaria desde hace 15, decidió activar su propia manivela para dar marcha atrás en el tiempo. Añoraba el rupturismo de los años sesenta y setenta, y hasta el clasicismo de la década de los cincuenta que no vivió. Se lanzó, y tras haber entrado en contacto con el mundo vintage durante sus años de estancia en Inglaterra, montó, en el local disponible de un amigo, la primera tienda de ropa antigua de la capital grancanaria.

“Es muy divertido”, dice. Desde que en mayo de 2010 Vintange Beat abrió sus puertas, Antonella se pasa día sí y día también buceando en un mar de mercadillos, páginas de Internet y contactos personales para encontrar solo aquello que sea “auténtico”. “Lo quiero cuidar”, dice, “es una exigencia mía, porque quiero calidad”. En los innumerables colgadores de los que penden vestidos hippies importados desde Hawaii o decenas de chilabas de colores y otras prendas africanas, se pueden encontrar pierre cardain originales de hace 50 años o una completa colección de máquinas Polaroid, con más de una docena de aparatos que cuentan la historia de la casa desde los sesenta hasta el último modelo, de 1992. Lo que no hay son “uniformes”, como ella denomina a la moda “alternativa de Mesa y López”.

“Quien se atreve a poner el original es gente que tiene gusto”, comenta. Admite que su ropa no es solo vintage, es “muy clásica”. Por eso alaba el estilo de las clientas (la mayor parte de su ropa es femenina) que se atreven a romper un look demodé con unas botas de cuero o complementos más actuales.

Y este es solo el principio, porque Antonella espera diversificarse y abrir nuevas muescas temporales en su tienda-máquina para viajar hasta los ochenta. Antes tiene que encontrar ese “toque más auténtico, con piezas más llamativas” que espera localizar en Reino Unido, la patria del underground.

Hasta entonces, un paseo por la tienda basta para sorprenderse con un rincón del pasado justo al lado del centro comercial de Las Palmas de Gran Canaria (Presidente Alvear, 5). Y si se llevan algo y a ella se le olvida cobrar, recuerden tras la charla con Antonella que deben volver.

[Antonella en Fb]

[Publicado en @Cahora]

Acerca de ljvaro

Tengo escritos tantos primeros párrafos que me faltan historias para publicarlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: